Tragedia en Avellaneda: camionero murió calcinado

Fue al protagonizar un choque de camiones 12 Km al Norte de la Ciudad de Reconquista, sobre Ruta Nacional 11. Uno de los protagonistas explicó a ReconquistaHOY que fue imposible rescatarlo porque rápidamente el cuerpo quedó envuelto por las llamas dentro de la cabina retorcida, como vemos.

 

Omar Ariel Esquivel, DNI. 27.149.552, de Las Toscas, es quien falleció calcinado dentro del camión de Transporte Snaider.

Esquivel conducía un camión Scania de Transporte Snaider, de la Ciudad de Las Toscas, donde había iniciado el viaje a las 23:30 del lunes 02 de octubre de 2017 rumbo a Buenos Aires, transportando hacia la fábrica de Honda estructuras donde montan las motos. En sentido contrario iban los otros camiones conducidos por dos hermanos desde Santo Tomé hacia Resistencia, transportando ambos tubos de hormigón.  Solo a uno de ellos llevaron al hospital, mientras que el otro chofer permaneció en el lugar, donde contó a ReconquistaHOY que el causante fue el que falleció, quien “venía fuerte y siguió derecho” en la curva del Km 802 de Ruta 11, jurisdicción de Avellaneda, 9 Km al Norte del puente alto de esa ciudad, y a 12 Km de Reconquista.

Sucedió a las 00:40 de este martes 03 de octubre de 2017.

El camión de Snaider que iba rumbo al Sur, primero impactó contra el lado izquierdo de un camión Iveco patente SPR 770, acoplado REO 843, guiado por Néstor Benito Colman, 53, domiciliado en General Campos, Provincia de Entre Ríos, quien avanzaba hacia el Norte con tubos de hormigón (le arrancó el tren delantero y le desparramó los pesados tubos por ruta, banquinas y cuneta; y luego ya “chispeando” y con la cabina destrozada totalmente, también ya sin tren delantero, fue raspando contra el piso y se fue hacia el acoplado del segundo camión que avanzaba hacia el Norte. Este último protagonista, Angel Ramón Colman, 59, de Santo Tomé, fue quien brindó esta versión del choque a ReconquistaHOY. Pudo estacionar su camión Renault patente AWQ 792 con acoplado patente FUG 034, cargado también con tubos de hormigón, en la banquina correspondiente a su mano. Primero se hablaba de un triple choque, luego había quienes suponían que el acoplado de Angel Colman no fue chocado, sino que perdió carga por la deformación del carrozado por la maniobra. Colman en cambio pensaba que su acoplado fue también dañado por el Scania de Snaider, por eso se hablaba allí de un “triple choque de camiones”.  Su hermano Néstor Colman fue trasladado en ambulancia de AME al Hospital Reconquista. “Le dolían mucho los brazos y tenía vidrio o algo en los ojos porque no podía ver bien”, dijo en referencia a su hermano. Y ése camión quedó en la cuneta de la mano contraria (lado Oeste de Ruta 11), sin tren delantero y la carga esparcida.

En ambos camiones de los hermanos Colman figura la inscripción “Transporte Don Albino”, con domicilio en calle Iriondo s/n de Santo Tomé. En un tercer camión en fila hacia Resistencia con ellos “iba también un sobrino”, contó Angel Colman a ReconquistaHOY, quien sin problemas estacionó su máquina y acompañó al familiar al hospital.

La ruta quedó totalmente cortada al tránsito, muy sucia con hormigón y chapas de los camiones y carrocerías. Los vehículos quedaron a más de 120 metros de distancia. Dos en la banquina y uno despistado en la cuneta de la mano contraria a la que circulaba, sin el tren delantero.

Justo en ese tramo “la ruta está bastante bien, está linda, bien lisita”, describió uno de los camioneros, coincidente con lo que vio ReconquistaHOY. No hay nada para achacar a la ruta ni a las condiciones de visibilidad que a esa hora era óptima.

Luego de apagar el incendio y cortar chapas retorcidas, a las 2:30 de la madrugada los bomberos retiraron algunos restos humanos que rescataron del chofer, solo unos huesos calcinados que colocaron en una bolsa. El fuego consumió todo lo demás. A esa hora la cola de camiones y ómnibus hacia el Sur era de 800 metros. Muchos paraban antes advertidos por la policía.

A las 04:30 habilitaron media calzada, porque aún era imposible mover el camión de Snaider que obstruía parcialmente la mano al Sur.

En el lugar trabajaron policías bajo el mando de los oficiales Aguirre y Moreyra, peritos de la U.R.IX, el médico policial Alejandro Daveau, gendarmes, bomberos, camión cisterna municipal asistiendo con agua para combatir el incendio y personal de Cincovial.

RECONQUISTA HOY